User Profile

Rodrigo

rgarcia@bookwyrm.welhaba.mx

Joined 6 months, 2 weeks ago

Me gustan los libros de Kim Stanley Robinson. Y el Quijote.

This link opens in a pop-up window

Rodrigo's books

To Read

Currently Reading

2024 Reading Goal

45% complete! Rodrigo has read 10 of 22 books.

Unapologetic (Hardcover, 2013, HarperOne) 5 stars

"Suitable for believers who are fed up with being patronised, for non-believers curious about how …

Prefiero mil veces esto al ateismo militante

5 stars

Un poco como "Ética para Amador", este libro está escrito para la hija del autor. Piensa él: m'hija bien pronto estará rodeada de personas que la harán menos debido a que sus papás van a la iglesia, será mejor intentar una explicación honesta. Igual que Savater, Spufford escribe de manera clara y amena algo parecido a un texto de divulgación.

Pero es más difícil hablar de religión y encima se trata de cristianismo. De modo que lo acota desde el principio: trata nomás el tema desde las emociones, donde más sentido y poder tiene el cristianismo para él. Uno de los primeros ejemplos es este contraste: un cartel gigantesco dice "probablemente dios no existe así que ya relájate y disfruta la vida". Relájate y disfurta es un consejo útil para muy pocas personas. Examina varios casos de personas para quienes relajarse y disfrutar es completamente imposible. Visto desde la perspectiva …

Golden Hill (2016) 5 stars

Mrs Tomlinson, naked and lightly steamed, was all rosy curves. All cream-smooth skin puckered and stippled and flustered and whipped up, by the heat, into mobile rashes and foxings of colour. Her noble bosom, uncovered and unsupported, spread wider than her ribs, and jostled out into heavy, rich, pendant udders, whose general blush concentred in fat raspberry-coloured nubbins thick as thumbs. Her wide hips, canted out to exaggerate a swell already near the limit of the probable, spread from her narrow waist like a lyre. Her belly dipped into a crease touched with brownish-pink at her navel, then swelled out again, descending, into a lesser hill, and a lower yet, valleyed and russet-lipped, tangled with springy hair where the steam collected and dripped. – How hard it is to describe a desirable woman without running into geography! Or the barnyard. Or the resources of the fruit-bowl. As if flesh itself, bare vulnerable flesh-of-our-flesh, were not enough, considered merely as itself, and we could not account for its power, without fetching away into similes. I do not want to write this part of the story, and am quibbling to hesitate. – The grave beauty of her face seemed to contradict the lush abundance of her body, yet both were true of her, and in truth contradicted each other as little as any two qualities whatsoever happening to be possessed by an individual: the contradiction existing only in the expectation of an onlooker who had presumed a whole woman would conform to a single impression. Who, finding she didn’t, might if sufficiently led by his loins, choose to interpret the double impression as an extra piquancy. And the effect of the years on Mistress Terpie? Let us be painterly. Let us say, it cannot be denied that the line of beauty had wavered, wandered, thickened in her, with time. Where before there had been the perfect serpentine bow of the river there was now the braided spread of a delta. But magnificence blurred is still magnificence.

Golden Hill by 

Golden Hill (2016) 5 stars

Satisfacción en la descolonización de ficción

5 stars

Desembarca Mr. Smith en Nueva York pre-revolución. En el banco le preguntan ¿qué pretende; a qué viene, qué se trae? Y él: no pues eso es privado, no quiero decir, sólo denme mi dinero. Y los banqueros: ah pues quiere hacernos algo malo. Y Smith: no no, nada malo. Banqueros: entonces díganos. No.

¡Y no les dice! Pero el documento que trae equivale a mucha bonanza así que más vale tratarlo bien, aunque con cautela. Y las hijas del banquero son encantadoras. En especial la que está bien loca y cuya rebeldía nomás no cabe en esa familia, en esa ciudad.

Tampoco cabe Mr. Smith, y de eso va gran parte de la novela: los neoyorquinos buscando sentido en las palabras y acciones de Smith, él con su misión secreta. En otros episodios sentimos que tiene más profundidad espiritual Smith que la élite de Nueva York.

En parte por que …

Ragtime (Paperback, 1980, Bantam Books) 4 stars

Published in 1975, Ragtime changed our very concept of what a novel could be. An …

Vine por la música, me quedé por el justiciero

4 stars

Empieza algo lento, apenas retiene mi atención. Pero depronto ¡chin: se pone bueno! Con ese título pensé que habría más música y descripciones de músicos y tocadas. Y no, hay bien poquito de eso.

Pero no importa por que hay historias de inmigrantes que sufren pero luego triunfan, discursos de anarquistas prominentes en contraste con las payasadas de un par de magnates.

Un montón de hilos narrativos depronto se encuentran en el nudo de una injusticia. Ni es tan terrible, nomás que va escalando. Ahí está la magia del protagonista, que no se comporta de manera normal.

¡Ah no! Quizá leyó al Che Guevara ese personaje pues no puede dejar de sentir la injusticia, no puede dejarla ser, y eso lo torna revolucionario. Un poquito exagerado, la neta, y necrofílico. Ya que se consideraba hombre muerto podía haber hecho un montón de cosas más fructíferas.

En cambio todo está fuera …

Baudolino (Hardcover, Spanish language, 2001, Editorial Lumen, S.A.) 5 stars

En una zona del bajo Piamonte donde años después se fundaría la ciudad de Alessandria, …

–Los Magos, ¡ah! – decía-. La tradición los menciona continuamente, y muchos Padres nos han hablado de ellos, pero los Evangelios callan, y las citas de Isaías y de otros profetas dicen y no dicen: alguien las ha leído como si hablaran de los Magos, pero también podían hablar de otra cosa. ¿Quiénes eran? ¿cómo se llamaban de verdad? Algunos dicen Hormidz, de Seleucia, rey de Persia, Jazdegard rey de Saba y Peroz rey de Seba; otros Hor, Basander, Karundas. Pero según otros autores muy fidedignos, se llamaban Melkon, Gaspar y Balthasar, o Melco, Cáspare y Fadizarda. O aún, Magalath, Galgalath y Saracín. o quizá Appelius, Amerus y Damascus…

–Appelius y Damascus son bellísimos, evocan tierras lejanas, – decía Abdul mirando hacia quién sabe dónde.

–¿Y por qué Karundas no? – replicaba Baudolino-. No debemos encontrar tres nombres que te gusten a ti, sino tres nombres verdaderos.

El canónigo proseguía:

–Yo propondría a Bithisarea, Melichior y Gataspha, el primero rey de Godolia y Saba, el segundo rey de Nubia y Arabia, el tercero rey de Tharsis y de la ínsula Egriseuta. ¿Se conocían entre sí antes de emprender el viaje? No, se encontraron en Jerusalén y, milagrosamente, se reconocieron. Pero otros dicen que se trataba de unos sabios que vivían en el monte Vaus, el Victorialis, desde cuya cima escrutaban los signos del cielo, y al monte Vaus regresaron después de la visita a Jesús, y más tarde se unieron al apóstol Tomás para evangelizar las Indias, salvo que no eran tres sino doce.

–¿Doce Reyes Magos? ¿No es demasiado?

–Lo dice también Juan Crisóstomo. Según otros se habrían llamado Zhrwndd, Hwrmzd, Awstsp, Arsk, Zrwnd, Aryhw, Arthsyst, Astnbwzn, Mhrwq, Ahsrs, Nsrdyh y Mrwdk. Con todo, hay que ser prudentes, porque Orígenes dice que eran tres como los hijos de Noé, y tres como las Indias de las que procedían.

Baudolino by 

Hayduke lives! (1990, Little, Brown) 4 stars

¡Izad la bandera negra con llave ajustable roja!

4 stars

¡Me gustó mucho "The Monkeywrench Gang"! Así que también me gustó volver a encontrarme a sus personajes. Esencialmente es la misma aventura. Misma buena prosa divertida. Este libro es la segunda parte así que conviene empezar por aquel.

Pues nada, que hay unos fundamentalistas del culto al crecimiento con un mega proyecto en un lugar que parece desprotegido. ¡Un desierto! A mi no me prenden tanto los desiertos, prefiero más verdor. Nunca nadie habla de "forestización" como un problema. Pero eso enfatiza más lo delicado y preciosísimo de ese ecosistema, y construye tanto a los personajes que lo aman y defienden como a los que lo quieren explotar.

Entre los defensores hay dos categorías: los que actúan de manera simbólica y los que actúan directamente sobre el problema. Estos libros abundan mucho sobre cómo resolver los problemas en la lógica formal está muy bien pero siempre es insuficiente.

Como acción …

The Lost Cause (TOR) 4 stars

It’s thirty years from now. We’re making progress, mitigating climate change, slowly but surely. But …

Lejos del sur global

4 stars

Los problemas que acá se describen pueden separarse en dos categorías: los del planeta y los del mundo. No recuerdo quién sugiere este sistema de categorías, pero es así: planeta se refiere la naturaleza, mundo se refiere a lo humano. Entonces: hay incendios e inundaciones, por un lado, por otro lado reaccionarios que se oponen a los cambios necesarios para dar ayuda a los desplazados por los incendios e inundaciones.

De cómo lidian con la primer categoría se dice poco, es el territorio de la especulación fantástica. Se mencionan materiales futuristas, bloques prefabricados, planos y diseños de acceso público, sistemas de préstamo de bicicletas. Insisten mucho con aumentar la densidad pero yo no estoy de acuerdo con edificios tan altos. Afortunadamente no llegó tan lejos el conflicto pues el edificio importante se queda en 4 pisos.

Los problemas del ámbito humano son más escabrosos, tienen que ver con que hay …